Liquidando la democracia

Esta vez, vamos a liquidar la democracia” así reza el subtítulo del último libro de Susan George. Un libro realmente inquietante, que te deja un sabor de boca ciertamente amargo.
El informe parte de una petición ficticia realizad al grupo de “solicitantes”; estis son la “clase Davos” grupos de expertos cuyos miembros proceden de grandes multinacionales y el sector financiero. Esta fórmula permite a la autora ir más allá y conocer los argumentos e introducirse en el pensamiento de estos grupos de forma más profunda. Aunque el informe sea en cierta medida ficticio nos permite observar el tipo de ideología y movimientos que realizan: un espejo de la actualidad.

Informe lugano II

Susan George bautiza como MEN, Modelo Económico/Elitista Neoliberal, al sistema al que nos dirigimos y muestra las estrategias que se están utilizando para vaciar la democracia de contenido. Me ha impactado la parte en la que se habla del ataque que están recibiendo los derechos humanos, tildándolos de obsoletos y enemigos del mercado y desarrollo. Vamos como si fuesen una carta a los reyes magos.

También es muy interesante la parte en la que desgrana el método que se utiliza para conseguir el éxito de las políticas que se plantea: Secreto, sigiloso y súbito (SSS). En siguiente ejemplo extraído del libro se habla de la Comisión Europea, pero el sistema SSS es utilizado para muchos otros temas:

Primero: con sus grupos de expertos cuyos miembros proceden de las grandes empresas y del sector financiero, la Comisión prepara sin decir nada un texto complejo, escrito en jerga jurídica lo suficientemente pesada para asegurarse que los medios de comunicación no se tomarán el trabajo de examinarlo de cerca y, mucho menos, suscitar un debate público.

Después, tras compartir este secreto con sus partidarios de siempre el Parlamento Europeo y de los gobiernos para que apoyen el texto, la Comisión consigue limitar el debate y, si hace falta una votación, aprobar el proyecto de ley. Así no hay necesidad de referéndum ni de ningún tipo de participación ciudadana.

Por último, los Parlamentos de los estados miembros ratifican el texto, sin apenas debatir en público ni informar a la población.

¿Cuántas leyes, modificaciones de constituciones, etc. no se plantean bajo este sistema?
Por último me gustaría mencionar a Antonio Gramsci y su preocupante teoría de la construcción de creencias sobre cómo se puede tomar el control sobre el poder cultural.

En definitiva… no sé si es un libro recomendable, ya que la visión que nos ofrece y el panorama que se vislumbra no es nada reconfortante!

+Info

Gramsci

Anuncios

Qué te parece? Deja un comentario, que hace ilusión!!! ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s