Hasta la vista, Agustin

“Hasta la vista Tío!” -le solía decir yo, y esperaba sonriente su rápida respuesta: “Eso le dijo un ciego a otro!”

Se nos ha marchado poco a poco, sin hacer mucho ruido, casi a escondidas dirá alguno. Como vino la enfermedad que le ha ido quitando sus mejores amigas, poquito a poco… sus comidas en la sociedad, la lectura y las ganas de quejarse.
Porque Agustín siempre ha sido un poco cascarrabias, daba igual con quién, dónde y cómo. Era su forma de ser, su forma de enfrentarse a la vida, que no mostró siempre su mejor cara. Un cascarrabias con gran corazón, que ha estado hasta sus últimos días cuidando de Amona, cariñosamente, día a día, comida a comida. Compartiendo sus achaques, en los cuidados diarios, dónde nadie podíamos llegar, allí estaba él. Con sus bufidos característicos y refunfuñando del precio del pescado o el acoso a los fumadores, pero allí estaba. Dándole con sus ocurrencias un toque de humor especial a la vida.

Tioetabiok.DIF
Un sobrino feliz, una abuela feliz y Agustín.

Gracias por todo Agustín, gracias por hacer fácil lo difícil y haber mirado a la muerte con esas ganas, ese humor y refunfuñando de vez en cuando. Las kokotxas que nos prometiste ya las comeremos en otro momento. Cuándo llegue la Tercera República.

Hasta la vista, Tío. Te echaremos mucho de menos.

 

Anuncios

1 Comment

Qué te parece? Deja un comentario, que hace ilusión!!! ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s