Activismo y Software Libre

Esta semana he estado en la Universidad de Verano Europea para Movimientos Sociales, organizada por ATTAC. Nos hemos juntado más de 1.500 personas durante cinco calurosos días en Toulouse, dónde se han tratado temas de mucho interés: justicia social, transiciones energéticas, la nueva política europea tras el Brexit, las tasas financieras, ecofeminismo, paraísos fiscales el fin de la mundialización e incluso sobre “Tácticas para el cambio social y ecológico”.

ESU 2017

También ha habido tiempo para talleres más prácticos sobre la reapropiación artística del espacio público, actualmente ocupada por la publicidad; o incluso para la presentación del documental Irrintzina del colectivo Alternatiba, dónde se muestra el camino en bici que realizaron activistas desde Baiona a París, para la COP21.

logosite400

Han sido unos días intensos, y he conocido propuestas y alternativas de todo tipo al modelo establecido. Pero… hay algo que no comprendo todavía.
La presencia de las redes sociales libres y el software libre ha sido nula. No he visto en ningún lugar información o charlas sobre esto.
He visto muchos logos de twitter y facebook en las docenas de asociaciones y movimientos que estaban presentes, he visto muchos ordenadores, la mayoría con sistemas operativos privativos.

attac
Plenario ESU 2017. Foto de Attac

Y me extraña, me extraña mucho. Porque los discursos que se han planteado marcaban algún tipo de cambio social, revolución o alternativa, pero ninguno se plantea que es necesario un software libre para una sociedad libre.
Y es triste.
Es triste porque creo que desde el movimiento del software libre no hemos conseguido llegar a todas esas personas que están luchando por mundo mejor. Es triste porque miles de organizaciones siguen usando redes que censuran y manipulan como Facebook y Twitter para comunicarse.

tweetbeast

Y me sorprende, porque había mentes muy lúcidas como la de Susan George, activistas de resistencias de todo el planeta, jóvenes estudiantes y canosas cabelleras académicas. Todas ellas pensando en sistemas alternativos al capitalismo depredador actual. Y a nadie parece importarle que las herramientas que muchos usamos a diario sean de propiedad de los mismos contra los que luchamos.

Seguro que a todas las personas que nos juntamos en Toulouse estos días nos extrañaría ver un puesto de comida que ofreciese Coca Cola o una cerveza que no fuese artesana. O un stand con propaganda de Monsanto, Exxon o la CIA.
¡En seguida se organizaría alguna acción para cerrarlos!
En cambio, ver el logo de windows o iOS en las pantallas de los seminarios, o compartir la información a través de Facebook o Twitter, no le parece raro a nadie. Y estoy seguro que la conexión entre estas grandes empresas es muy fácil de demostrar.

Por qué se utilizan está claro: comodidad y la gran cantidad de público al que nos permiten llegar. Bajo esta premisa engañosa dejamos de lado otras más importantes, como la privacidad y la libertad.

¿Cómo darle la vuelta?

Pues, no lo tengo claro…. lo que si que creo que es que tenemos un gran trabajo de pedagogía por delante!!

El lema de la Universidad de Verano lo dejaba claro:

Debatamos, resistamos y actuemos, es el momento!

Anuncios

4 Comments

  1. Pues yo también me he encontrado con este problema en movimientos sociales en Bilbao y otros lugares. Nuevos grupos que se crean para luchar por los derechos humanos y cambiar la sociedad usan herramientas que los vulneran sin ningún pudor y no sé qué razones tenemos detrás ¿Ignorancia? ¿Vagancia? ¿Ganas de llegar al público más fácilmente?

    No tengo ni idea. Sólo sé que en sus webs todo es “síguenos en la F o en el pájaro” y muchas veces sólo tienen una página de F como referencia excluyendo así a los usuarios que no lo tengan. De hecho, más que ayudar, empeoran las cosas.

    En realidad parece que los developers con sus perfiles de GitHub llenos de Open Source ayudan pero programan desde su Mac (no porque sean mejor hardware, eso pasó a la historia) y centralizan su código en GitHub, que la verdad es que no sabemos que hacen con él, ni con las cuentas de los usuarios y sus patrones de navegación.

    Creo que estamos más solos en esta lucha de lo que creíamos y, tristemente, no me sorprende. El otro discurso es mucho más fácil.

    Me gusta

    1. Hola Ekaitz,
      Gracias por el comentario 😉
      Yo también he notado esa deriva hacia disponer de la información sólo en la página de Facebook, o que me comenten que “si no estás en twitter, no existes”.
      Yo creo que es una mezcla de vagancia, miedo a aprender y falta de información de lo que supone continuar con redes privativas.
      En el congreso, escuché a veteranos militantes de resistencias frente a duras dictaduras (Bolivia, Guatemala, Argentina….) lamentarse de que las nuevas olas de activistas son fácilmente reprimidas ya que ni siquiera utilizaban nombres de guerra en sus acciones. Acto seguido, sacamos unas fotos y quedaron en compartirlas vía Facebook! Hay una ignorancia brutal sobre esto, y creo que es cada día más necesario ponerlo sobre la mesa.
      Mila esker ekarpenagatik!

      Me gusta

  2. Muy de acuerdo con lo expresado.

    Creo que en gran parte, es la mala “publicidad” que tiene eso del software libre, y el buen marketing que han sabido pagar las empresas más poderosas en favor de sus sistemas restrictivos.

    Microsoft se ha impuesto durante años en la educación. Siendo en algunos casos el único ejemplo de sistema operativos.
    Apple y sus productos han sabido vender una imagen de gente “cool” que encierra en jaulas de oro a sus fanboys.

    Además eso del software libre, siempre ha sido visto como para “geeks” frikis, algo muy difícil, algo inestable o algo feo. Creo que estamos tratando desde muchos ámbitos derribar mitos infundados, pero nuestros medios no tienen el alcance que la competencia.

    Sobre lo de las redes sociales, bueno eso tengo una opinión extensa que he compartido por mi blog.
    Más marketing masivo, que sabe calar. Además los medios con los que cuentan las alternativas son algo escasos.
    Los nodos de las redes sociales libres (GNUsocial, diaspora*) son nodos montados por entusiastas, que cuestan un dinero (dominio, servidor, etc) que en muchos casos puede acabar cerrando el nodo, con el contratiempo que eso puede ocasionar a la persona usuaria, en la que se fomenta la idea de que eso no funciona.
    Frente a grandes compañías centrales y de cotización en blosa, estables.

    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por comentar Victorhck!
      Puede que sea la mala publicidad que comentas, y evidentemente la falta de medios/fondos que suelen disponer normalmente los proyectos de #SL.
      Ahí si que creo que tenemos que repensar un poco e ir cada vez concienciando más y más gente de que si el producto es gratis, tu eres el producto… y por otra parte, concienciarnos de pagar, en la medida de lo posible, por servicios que usamos todos los días.
      Un saludo, y hasta pronto!

      Me gusta

Qué te parece? Deja un comentario, que hace ilusión!!! ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s