Cómics militares para las favelas

La intervención militar en Río de Janeiro sigue su curso. Pero los militares no aperecerán en Copacabana ni en Ipanema, y menos aún cerca de los lujosos hoteles cariocas. Quizá se pueda ver algún helicóptero sobrevolando la playa, pero la presencia militar no ha ido de turismo a Río, no vaya a ser que den caza a algún pez gordo de la trama Odebrecht.

Helicóptero militar sobrevolando Copacabana

La presencia militar se ha centrado en las favelas de la periferia, haciendo fotos a los habitantes y sus documentos, instalando los campamentos en los únicos lugares que tienen las niñas y niños para jugar, y además distribuyendo cómics como propaganda “sutil”,  en los que la policía militar los defiende de “monstruos rojos”, e incita a la juventud a alistarse al ejército.

Ver para creer

Peligro a la vista! Cómic difundido por la policía militar en Río.
Anuncios

Rio militar

A mediados de febrero el gobierno federal de Brasil decretó la intervención militar en Río de Janeiro.  En el el curso , hemos comentado cómo se ve la situación desde Río mismo y aquí os pongo un resumen de lo discutido.
Tienen claro que es una situación que nos se puede desvincular del golpe de estado que sufrió y cuyas consecuencias se mantienen todavía.

Tropas militares en Río.

Las razones de esta nueva situación y militarización no están claras, algunos dicen que hay sectores que quieren repetir una situación como la del golpe del 64, a raíz de una declaraciones de Villas Bôas ,aunque la mayoría de la izquierda y los movimientos sociales se decantan por alguna de estas:

  • Crear una cortina de humo para diluir la derrota política y social sufrida por el partido de Temer en relación a la reforma previsional (Jubilaciones)
  • Hacer un ensayo de lo que podría ser un golpe militar, comenzando en Río una militarización que tiene largo recorrido.
  • Crear un ambiente de incertidumbre de cara a las nuevas elecciones, previstas para octubre de este año.
“Es una autorización para matar” dice el ex-ministro da Justiça, Eugênio Aragão, sobre la intervención. Foto: Brasil de Fato

Lo que todos los grupos tienen claro es que la violencia que se vive en río y la excusa de la seguridad no es la razón real.  Han existido anteriores etapas con mucha más violencia, grandes eventos como la copa del mundo de fútbol y las olimpiadas, y no se han producido estas respuestas por parte de la clase dominante.

Habrá que estar al tanto de en cuáles son los siguientes pasos.