Cómics militares para las favelas

La intervención militar en Río de Janeiro sigue su curso. Pero los militares no aperecerán en Copacabana ni en Ipanema, y menos aún cerca de los lujosos hoteles cariocas. Quizá se pueda ver algún helicóptero sobrevolando la playa, pero la presencia militar no ha ido de turismo a Río, no vaya a ser que den caza a algún pez gordo de la trama Odebrecht.

Helicóptero militar sobrevolando Copacabana

La presencia militar se ha centrado en las favelas de la periferia, haciendo fotos a los habitantes y sus documentos, instalando los campamentos en los únicos lugares que tienen las niñas y niños para jugar, y además distribuyendo cómics como propaganda “sutil”,  en los que la policía militar los defiende de “monstruos rojos”, e incita a la juventud a alistarse al ejército.

Ver para creer

Peligro a la vista! Cómic difundido por la policía militar en Río.
Anuncios

Rio militar

A mediados de febrero el gobierno federal de Brasil decretó la intervención militar en Río de Janeiro.  En el el curso , hemos comentado cómo se ve la situación desde Río mismo y aquí os pongo un resumen de lo discutido.
Tienen claro que es una situación que nos se puede desvincular del golpe de estado que sufrió y cuyas consecuencias se mantienen todavía.

Tropas militares en Río.

Las razones de esta nueva situación y militarización no están claras, algunos dicen que hay sectores que quieren repetir una situación como la del golpe del 64, a raíz de una declaraciones de Villas Bôas ,aunque la mayoría de la izquierda y los movimientos sociales se decantan por alguna de estas:

  • Crear una cortina de humo para diluir la derrota política y social sufrida por el partido de Temer en relación a la reforma previsional (Jubilaciones)
  • Hacer un ensayo de lo que podría ser un golpe militar, comenzando en Río una militarización que tiene largo recorrido.
  • Crear un ambiente de incertidumbre de cara a las nuevas elecciones, previstas para octubre de este año.
“Es una autorización para matar” dice el ex-ministro da Justiça, Eugênio Aragão, sobre la intervención. Foto: Brasil de Fato

Lo que todos los grupos tienen claro es que la violencia que se vive en río y la excusa de la seguridad no es la razón real.  Han existido anteriores etapas con mucha más violencia, grandes eventos como la copa del mundo de fútbol y las olimpiadas, y no se han producido estas respuestas por parte de la clase dominante.

Habrá que estar al tanto de en cuáles son los siguientes pasos.

Energía y sociedad en el capitalismo contemporáneo I

Saludos Companheirada! A finales de julio he estado participando en nombre de Ekologistak Martxan en la cuarta edición del curso “Energía y sociedad en el capitalismo contemporáneo”, y me gustaría compartirlo!

En un momento convulso en el plano de la energético y político en Brasil, con un gobierno golpista en el poder, unos juegos olímpicos que no han hecho más que aumentar la exclusión en Río y una universidad militarizada; ha sido un gran éxito poder ocupar el espacio de la universidad durante estos días! Y más interesante todavía hacerlo con los más de 60 participantes que proveníamos de ámbitos muy distintos: personas de movimientos sociales, sindicatos de energía y educación brasileiros, activistas de otros países, afectadas por las represas de toda latinoamérica… toda una victoria! 

argazkiaikastaroa2
Participantes del curso

El curso organizado conjuntamente por el MAB (Movimiento de personas afectadas por las represas de Brasil) y el IPPUR (Universidad de Río de Janeiro), ha tenido en esta primera etapa sesiones teóricas críticas sobre “economía política”, “energía e industrialización”, “estado y clase en la sociedad moderna” y “capitalismo, naturaleza y escasez” pero además también hemos podido participar en el seminario sobre Energía y Educación organizado por la Plataforma  Operaria y Camponesa por la Energía. Y claro está no nos hemos olvidado de los casos de violencia que sufren las defensoras medio ambientales como Nicinha y Berta, asesinadas por defender la tierra. Para ellas y su lucha siempre hay lugar.

SLIDE-NICINHA_FOTO-MAB-1024x682-490x315
Nilce de Souza Magalhães, “Nicinha” militante del MAB en Porto Velho

Unas sesiones en las que he podido aprender muchos sobre la situación actual tanto política como energética de Brasil y latinoamérica, así como poder compartir la visión de los “acuerdos climáticos” de París junto con las personas afectadas por estos mercados de carbono que no hacen más que aumentar las injusticias ambientales en nombre de la “economía verde”. Es necesario desentrañar la perversidad de este discurso cuanto antes!

Economia Verde, Povos das Florestas e Territórios. Violações de direitos no Estado do Acre
Investigación sobre los efectos de la “Economía Verde” en el estado de Acre. Por Cristiane Faustino y Fabrina Furtado profesora en el curso.

También hemos tenido la oportunidad de conversar sobre la lucha contra la privatización de Petrobras, y discutir sobre el “extractivismo con fines sociales” que se plantea ahora mismo tras el descubrimiento de los yacimientos en pre-sal. Interesantes reflexiones!

royalties

La metodología didáctica y la organización del MAB ha sido excelente pese a los problemas de “seguridad” que han supuesto los juegos olímpicos, y la atención y el cuidado para que los que no hablabamos ni siquiera “portuñol” maravillosa.

Muito obrigado!

+Información relacionada en el blog:

Qué nos espera en Río +20?

Dentro de unos meses van a cumplirse veinte años de la conocida Cumbre la Tierra , cumbre dónde se comenzaron a utilizar términos como desarrollo sostenible, Agenda 21, Protocolo de Kioto o Diversidad Biológica. En aquella ocasión, el medio ambiente consiguió introducirse en la política internacional lo que supuso un gran avance en las políticas medioambientales de muchos países.

Para conmemorar la fecha, tras veinte años de avances y retrocesos, y en plena crisis financiera y social mundial, se vuelve la mirada a Río de Janeiro para celebrar la conferencia de Río +20(Rio +20, la conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible  tendrá lugar entre el 20 y 22 de Junio en Rio de Janeiro.)

Los gobiernos han aprendido mucho desde entonces y antes de comenzar la conferencia ya existen unos objetivos marcados, en los que se va a “enfocar” la conferencia:

Para ello el secretariado de Río +20 está trabajando en el denominado Zero Draft o “borrador cero” que intentará, a partir de las aportaciones de 677 gobiernos y organizaciones, elaborar un “borrador cero” de la declaración final de Rio+20.

Como toda cumbre que se precie, en la de Río +20 también habrá una parelela, denominada Cumbre de los Pueblos, en la que se pretende dar la visión de la ciudadanía, pueblos indígenas y ONG; con el fin de incidir en la declaración final de Río +20.

Los participantes de esta cumbre ya han empezado a trabajar y las principales conclusiones  que han sacado hasta ahora son las siguientes:

  • Los países ricos tienen propuestas ofensivas para la mercantilización de la naturaleza.
  • Los países en vías de desarrollo tienen una posición defensiva.
  • Bolivia se “olvidó” de llevar a la cumbre los Derechos de la madre Tierra aprobados en Tiquipaya 
  • No se puede esperar a Rio+20 para incidir en la conferencia, hay que trabajar en las reuniones preparatorias. 

No parece que las posiciones de las dos cumbres estén muy cercanas, y habrá que esperar a la semana de negociaciones para ver cuáles son las decisiones que se toman y cuál será la declaración final.

Qué es lo que nos espera? Aquí os dejo mi análisis personal:

  • Va a ser difícil repetir un cambio como el que se produjo en Río; viendo cómo se están llevando a cabo las últimas cumbres de cambio climático y medio ambiente, no espero una gran revolución.
  • Los puntos sobre los que se ha enfocado Río+20 son muy ambiguos (Economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza y Marco institucional para el desarrollo sostenible) y no profundizan en los problemas más acuciantes de la situación medioambiental mundial. 
  • No se habla del consumo desmedido de recursos naturales y su desigual distribución (agua, alimentos, acaparamiento de tierras, soberanía alimentaria, decrecimiento..), ni del cambio climático (problemas energéticos, disminución del consumo, economías descarbonizadas…) ni de la situación de los bosques y los océanos entre otros temas. Parece ser que la economía verde y el marco institucional sobre un desarrollo sostenible son las bazas que aportan las naciones unidas para cambiar la dinámica actual. El “desarrollo sostenible” de Río no ha sido suficiente para cambiar la tendencia y tras veinte años no se ha encontrado nada mejor.
  • Los acuerdos ya vienen cocinados, no va a ser nada que no esté hablado y negociado de antemano. Esto por una parte asegura que tras Río +20 habrá un acuerdo, pero creo que no va a suponer ningún cambio sustancial respecto a lo que tenemos. Esto no quiere decir que no se implementen sistemas o iniciativas que a futuro puedan ser interesantes, pero conociendo la ingeniería lingüistica con la que trabajan va a ser complicado.
  • La sociedad civil ha ganado un espacio (compartido con las empresas multinacionales, y diferentes lobbys) en este tipo de cumbres, pero pierde peso para incidir en las cumbres. Dispone de canales oficiales para trasladar sus visiones y críticas, pero el filtro y la burocracia las apagan. Puede ocurrir algo como lo propiciado por Greenpeace en Dinamarca , que enfoque la atención mundial sobre algún problema especial, pero es casi la única opción que queda para que se traten los temas que no están en la agenda.

Más info: