Los ojos en las ventanas

Este año hemos vuelto a salir con la tamborrada a animar un poco las calles de la parte vieja donostiarra. Tengo la costumbre de mirar de vez en cuando a las viejas casas de madera, para ver si encuentro a Agustin, escondido quizá entre alguna portezuela, mirando de reojo por algún ventanuco…. todavía no lo […]